martes, 9 de septiembre de 2014

Invertir en rehabilitar nuestra vivienda

Eso es corrupción (porque no nos engañemos, no es meter la pata) que menciona el artículo. Ahora piensa en las sobrevaloradas obras de la M, líneas de metro que nadie usa por toda España, kilómetros de AVE que rozan los pasajeros anuales (yuhu!), las carreteras de peaje subvencionadas ""si no se alcanzan X viajeros"" (spoiler, no se alcanzan), tranvías de Parla o Cádiz, etc.

 Y si nos salimos de transporte ponte a contar fuentes invariablemente fabricadas por algún amigo o familiar de algún concejal, estatuas, subvenciones a sindicatos agradecidos, pago de dietas a gente que no se mueve de su casa, centenares de consorcios que no hacen absolutamente nada, decenas de diputaciones que solo se dedican al mamoneo; el uso de desarrollos. sistemas e infraestructuras obsoletas y o defectuosas solo porque se han pagado (los políticos españoles son bastante dados a eso: en.wikipedia wiki).

En definitiva, piensa en todo el mamoneo que ves a escala local, regional, autonómica y nacional, e imagina todo el que no ves, que es, sinto informarte, la mayoría. Si no estamos en el % de los presupuestos generales (% del PIB, así a ojo) no estamos en ningún sitio.

Rubalcaba está pidiendo reactivar un sector invirtiendo en la rehabilitación, sin haber dado ningún dato sobre viviendas que necesiten rehabilitar. Son declaraciones lanzadas al aire a las que debemos asentir con la cabeza, porque, ¿quién va a negar que los albañiles todavía tienen una utilidad y que el sector de la construcción siempre será necesario? Por supuesto que lo es, y siempre necesitaremos construir nuevas viviendas, y rehabilitar las ya existentes. Y si es conveniente, pues se tira el edificio y se hace uno nuevo, con mejor tecnología, con más ahorro energético, y demás. Siempre hay lugar para el progreso, pero no hay lugar para la especulación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario