domingo, 11 de mayo de 2014

La negociacion del presupuesto de obras

yo te lo explico: se trata de poner a malos, o ex-malos, o susceptibles de ser malos, malosos, para que otros malos no entren en la obra. El siguiente paso sería, por ejemplo (y no por dar ideas) contratar a una panda de descerebrados skin-heads para evitar que se acerquen los gitanos que quieren ser controladores de obra mediante la coacción para a su vez evitar que se acerquen los piojosos esos de la okupación y la anarquía. Y sino las inauguraciones de los huevos. Le han cogido un gustito a inaugurar cosas que no es normal. Seguro que un psiquiatra le pone un nombre bonito y pasa a la posteridad. Venga inaugurar cosas. Una y otra vez. las que haga falta.

¿Qué han alisado el terreno? Una puesta de primera piedra. ¿Qué han levantado una pared? Inauguración. ¿Que ya le van a poner el techo? Inauguración. ¿Qué no les gusta el color y lo vuelven a pintar? Inauguración. emol noticias deportes el-coi-admite-que-los Muchas veces se han hecho descubrimientos arqueológicos pero se ha logrado que se continuen las obras, primero la construcción que los descubrimientos arqueológicos. Los accidentes ocurren, eso todos lo sabemos. Pero teniendo en cuenta el historial de obreros sin casco arnés protección pertinente que se ven por ahí y en el poco empeño que tienen las empresas en cubrir los riesgos laborales, no sería de extrañar que algo estuviera mal. En cualquier caso, es una lástima y una desgracia.

 Esto es marca España Pequeñas dificultades, posiblemente, se pudo obtener grandes Malaga A las constructoras y promotoras no hay que darles piedad alguna Por un lado Puede que conserven mucha más materia gris que los que están encima del suelo. Fontaneria Las negociaciones se han prolongado hasta bien entrada la madrugada por la resistencia de la banca a ir más allá del impago del % que se acordó en julio. La postura inflexible de los bancos ha obligado a Angela Merkel y al presidente francés, Nicolas Sarkozy, a implicarse personalmente en las discusiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario